El Malaguita en Cracovia (primera parte)

Buenas gentuza

Sé que alguno de vosotros vais a estar muy ocupados con el tema de Democracia real ya, pero estoy seguro de que a todos los juerguistas que andan en las manifestaciones les va a gustar la entrada de hoy.

Y es que el Malaguita ha estado dándolo todo en Polonia, más concretamente en Cracovia. Un lugar que yo empecé a saber que existía cuando vine a Escocia y me di cuenta de que ésto está lleno de polacos por todos los lados (sobretodo en las cocinas de los restaurantes).

No me voy a enrollar mucho porque la visita ha sido de 6 días… Pero si en el momento de leer esta frase estabais saltando de alegría y entusiasmo y diciéndole a vuestra novia la Yanira que hoy no podéis ir a recogerla después de la ecografía que le ha hecho el médico para ver de cuanto tiempo está… yo te lo agradezco pero no te precipites. No voy a contar todo lo que he hecho en Cracovia, no quiero que mi familia me deje de hablar :D. Solo voy a decir qué tenéis que hacer, qué visitar, y qué no debéis hacer… por la cosa de que Cracovia no es como Londres, y no te sientes siempre seguro al 100%, aunque quizá sea solo una sensación mía.

El alojamiento en Cracovia es barato y puedes pillar desde un hostel a 5-6€ el día hasta un apartamento por unos 40-50€ la noche. Yo pagué unas 15 libras la noche en el hostel Greg & Tom junior. Ojo con lo de “junior” porque hay dos y éste es el mejor hostel de los dos y de Cracovia entera. Tenía duchas con hidromasaje, playstation 3, wii, wifi gratis y 3 ordenadores en la sala común de libre uso, desayuno gratis todos los días, y cena gratis la mayoría de los días y los días que no había cena preparaban una fiesta donde por unos 6 pounds ponían barra libre de chupitos y cerveza durante unas dos horas y media, y luego ellos te llevaban de bares. Si vais alguna vez, os recomiendo este sitio sin dudarlo. No me importa hacerles publicidad porque se lo han merecido.

Primer y segundo día en Cracovia:

El primer día llegué al aeropuerto sobre las 22:00 de la noche. Lo primero que puedes ver es que no hay mucho escrito en inglés una vez sales del aeropuerto… y mucho menos en Español… Así que si no sabes polaco ya tienes aquí tu primera aventura para resolver :D. Lo primero que tienes que hacer es irte a la parada de autobús, tomar el 292 hacia el centro y bajarte en la ultima parada. El ticket cuesta 3 zlotych que al cambio son unos 0,75€. Como veis, este país es más barato que España :D. El trayecto dura unos 30-40 min y te deja en la estación de autobuses desde la que te será fácil llegar a las calles principales que rodean el casco histórico de la ciudad como Basztowa ul. o Westerplatte ul., que es una buena referencia para empezar a buscar en el mapa donde tenéis que ir.

 

Gracias a unas preciosas Polacas que me guiaron llegué el hostel y me encontré con un chico que voló en mi mismo vuelo, aunque no nos habíamos visto en el avión… y dicho sea de paso, yo no voy mirando a los tíos, aunque si fuera una chica, seguro que me habría acordado. Nos pusimos a hablar y a jugar a la play 3 y en media hora mi colega australiano y yo nos fuimos a tomar una… pero solo una… y “pa” la cama… Y ya sabéis como acaban estas historias…

Una vez en el bar le preguntamos a unas chicas que a qué hora cerraba el bar… Y nos dijeron que a las 11am… nos miramos así O_o y entendimos que eso merecía ser celebrado como dios manda… Mejor no cuento como volvimos al hostel XDD. Entramos en un pub llamado Kitsch y sobra decir que a 2 pounds por cubata y a pound y medio por pinta de cerveza (medio litro) nos faltó poco para sacar los billetes como Torrente y decir “¡Ha llegao el alma de la fiesta!” La gente estaba muy pendiente de nosotros, con muy buen rollo, mucha gente se acercaba a hablarnos. Les encantaba España a pesar de que casi ninguno había ido nunca… y mi colega australiano venga a venir con vasos y yo lo mismo XD. Al final cuando vimos por una de las ventanas del bar que era de día, decidimos irnos para el hostel, que gracias a dios, estaba a 2 minutos andando.

Al día siguiente me levanté con una resaca del 15 y tenía que irme a un concierto a unos 15-20 kilómetros de Cracovia al que no sé como conseguí llegar. El trayecto en taxi me costo unos 8 pounds :D. En España por un trayecto en taxi así te sacan la pistola dentro del coche y el taxista se lleva hasta tus calzoncillos.

Para volver del concierto me las ingenié como pude. Había unos pocos taxis para bastante gente, aunque nadie parecía muy interesado en pillar uno y como todas las paradas de autobuses estaban en polaco y la información no era muy clara decidí ir a por lo seguro. Hablé con un taxista que me dijo que esperara un rato, luego vino una chica y habló con el mismo taxista para mas tarde dirigirse a mi y decirme que su novio estaba sacando dinero para el taxi, nos íbamos juntos al centro y pagábamos a escote… Y yo encantado de la vida, mas que nada porque el taxista casi no hablaba inglés y la gente parecía maja. ¿Hice bien? Fíate de tus instintos… Al final llegué sano y salvo y hablamos un montón por el camino.

Es mismo día saqué las entradas para ir a Wieliczka, las famosas minas de sal, que han sido nombradas patrimonio de la humanidad por la Unesco, y que podréis ver en el próximo post :).

 

Y con esto, me despido con esta foto que le hice a Harry Potter en Polonia, que me contó que Hogwarts lo había mandado de Erasmus a Polonia, y estaba repartiendo hechizos gratis a las polacas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s