Como viajar a Londres, visita de tres dias (segunda parte)

¿Qué podemos ver en Londres en solo tres dias?

!!!Pues un montón de cosas!!! Si llegáis temprano dejad las cosas en el hotel e id a ver lo que queráis. Lo mejor es dejar todo lo que no necesiteis en el hotel. Hacedme caso, no vayáis con una mochila cargada de tonterías. No os hará falta una botella de agua de 2 litros, ni libros por si acaso os entra esa vena por leer que no os ha entrado desde que nacisteis, ni ropa de repuesto por si se os cae un pedo y dejais un derrape, ni teneis que ir con 3 camisetas, 2 sudaderas y la chaqueta de pana gorda que no os poníais en España porque os daba verguenza. Londres es MUY grande y hay que andar mucho, cuanto menos peso mejor. Lleváis la cámara, un mapita del metro y otro de la ciudad? Pues ala, a correr!

Primer día:

En mi primer día fui a St Paul Cathedral, en la que si estáis en buena forma no os importará subir unos 550 escalones que os llevarán hasta el tejado, pasando por la famosa galería de los susurros, en la que cuando tu novia recupere el aliento te podrá seguir mangoneando con simplemente hablarle a la pared, y tu, la podrás escuchar pegando el soplillo un poco al muro aunque estés lejos de ella.

 

CONSEJO: Si compráis un ticket de “donación” (se lo tenéis que decir a la vendedora, que aunque no te mire cuando habla te sigue escuchando… ) podréis entrar a la Catedral gratis durante un año. 😀 De ésto me enteré porque una mujer muy amable escuchó mi conversación con la vendedora en la que me decía que no me convenía entrar porque cerraban en 50 min, y esta señora al ver que me iba me salió al paso y  me comentó lo de este tipo de entrada… Me saltó la cola, la compré, visité la iglesia y me fui muy satisfecho y con entrada para un año.

Después de bajar esos incontables escalones que me separaban del suelo me fui a dar un paseo por el Tamesis, ya que los museos y atracciones solo abren hasta las 17h-18h… Me subí a un Ferry que comunica la torre de Londres con el London Eye. El ticket diario sale por unos 8 pounds (lo puedes usar todo el día, todo el rato y veces que quieras). Llegué hasta el London Eye, crucé el puente y vi el Big Ban al atardecer, luego fui andando hasta Trafalgar Square y desde allí a Picadilly Circus. Para terminar cenando en un Japonés 🙂


Segundo día:

Me levanté tempranito y fui directo al Museo Británico. Fui directamente a las zonas que mas me interesaban (Egipto, Grecia, Asia antigua y Japón). Permanecí unas 3 horas dentro y si quieres verlo todo detenidamente necesitaréis varios días… Lo mejor es fijarte un tiempo límite.

Luego, como tenía el día cultural me fui al museo de historia natural, que no os recomiendo ya que no hay nada real… Y yo para ver muñecos de plástico me voy a una juguetería ya que la única parte interesante es la de los dinosaurios. Si algún día os pasáis por Liverpool no os podéis perder su museo, es diezmil veces mejor.

Como hacía un sol que incluso picaba y salí del museo con tiempo puse rumbo a Notting Hill para visitar el Mayor mercado callejero de Londres que se encuentra en Portobello Road. Es grandísimo, y venden casi de todo. Desde ropa vintage hasta verduras, carne o pescado (todo de fiar y superfresco). !Os recomiendo que vayais! Luego me paré a tomar una cervecita en un restaurante Espanyol a mitad de Portobello. Y para volver tomé el metro hasta China Town donde podeis encontrar unas pastelerías increibles y por supuesto comer pato asado o que os hagan un masaje.

Al llegar la noche fui al SOHO. Y os puedo decir que jamás he visto un suburbio tan acojonante como ese. Pubs gays y heteros estaban totalmente mezclados y  sus puertas abiertas de par en par que te dejaban ver todo lo que pasaba dentro del local. Esto es normal hasta que encontramos putis con las puertas tambien totalmente abiertas a la calle donde podías ver un montón de chicas en minitanga y microsujetador mezclándose con un montón de tios enchaquetados. Una calle llena de sexshops, lapdance pubs, camellos y clubs de lo mas estrafalarios. Sin ninguna duda es un lugar obligado un viernes por la noche, aunque solo sea para echar un ojo. Yo andé tranquilamente por calles y callejones, pero si nunca has estado en Inglaterra, mejor anda por las calles principales de esta zona.

Tercer día:

Después del último madrugón y con las dudas reconcomiéndome los sesos sobre qué visitar decidí dejar la torre de Londres para la siguiente visita que haga y poner rumbo a la Abadía de Westminster

Cuando vi la cola para entrar a la iglesia por poco salgo corriendo sin mirar atrás… Pero como me la habian recomendado y me sentía gafapasta pues decidí esperar. Por suerte iba rápido y en menos que canta un gallo tenia 15 pounds menos en el banco, un audioguia colgado del cuello y un cura arrimando la cebolleta por detrás con la excusa de que como trabajaba allí podía entrar sin esperar cola…

La visita me gusto, la abadía es preciosa, y el audioguía es ameno y fácil de escuchar. Lo normal es que la abadia esté llena de gente, pero aun así no es un problema porque todo el mundo va a su bola. Os recomiendo visitar el rincón de los poetas, cerca de los baños.

Al terminar la visita no tenia muy claro qué hacer. Por un lado aún me quedaba algo de tiempo para visitar la Torre, pero por otro lado me apetecía callejear, el tiempo era perfecto y no quería pasar más tiempo encerrado. Así que desde allí tomé el metro hasta St Paul Station y me hice un paseo que pasa por varios puntos importantes de la ciudad entre los que se encuentra Monument, uno de los margenes del Támesis, la zona de negocios donde están los rascacielos, el puente de Londres, el mercado donde se rodaron algunas de las escenas de la película de Harry Potter y la zona Nepalí de Londres donde años atrás se movía Jack el destripador hasta terminar en la maravillosa calle Brick Lane, por donde pasé solo por casualidad y es, hasta la fecha, mi zona preferida de esta ciudad. De la que no os podréis ir sin haber probado sus famosos Beigels que deberéis comprar en la tienda que esta abierta 24h al día (no aceptéis imitaciones :D). Se trata de un panecillo recien hecho con lo que tu elijas, y estan cojonudos.

Recuerdo que al ser fin de semana muchas de las líneas de metro no funcionaban y me resultó difícil volver. De hecho me vi obligado a tomar un tren y parar en dos o tres estaciones hasta dar con una en funcionamiento que pudiera llevarme a donde quería ir para ver el palacio de Backingham, al menos desde fuera, ya que una visita a Londres sin pasar por este palacio no se considera una visita de verdad… Paré en Green Park station y crucé el parque hasta llegar al palacio. Ya estaba anocheciendo, y a la vuelta, llamando a casa desde mi teléfono para contar el montón de cosas que había visto puse rumbo a Picadilly para repetir cena japonesa e ir a la cama con el peso de un día tan excitante como agotador.

El último día en Londres había llegado a su fin. Como el avión hacia Edimburgo salía por la tarde dediqué la mañana a tomar el sol en Regent’s Park después de ver que para entrar al museo de cera iba a estar en la cola lo menos 2 horas (no exagero). Y Disfruté de un día soleado como no se ha visto otro en el Reino Unido.

Conclusión:

Cuando viajas solo, como normalmente lo hago yo, hay que cambiar el chip. Quien viaja solo viaja mas rápido, pero también debes tener en cuenta que no debes ser miedoso o inseguro y mucho menos confiado. Londres es una gran ciudad en la que eres parte de una gran masa. Nadie se fijará en ti, aunque seas Carmen de Mairena tocando los platillos por la calle. Estos viajes en solitario te hacen pensar y en ocasiones encontrarte contigo mismo. Son muchas horas andando, muchas preguntas internas, muchos puzzles a resolver, algunas situaciones incómodas y otras, por supuesto cojonudas… Si nunca habéis pisado Londres, es un buen sitio para viajar tanto solo como acompañado. Y espero que os lo paséis tan bien como lo he pasado yo.

Y el próximo dia 19 de Mayo me voy a… Cracovia (Polonia)!!!

Anuncios

4 Respuestas a “Como viajar a Londres, visita de tres dias (segunda parte)

  1. No puedo dejar de pensar en el cura de la cebolleta, jejeje. En serio. Un viaje muy intenso que has aprovechado al máximo. Cuando vaya a Londres imprimiré este post para usarlo de guía 🙂

  2. Me encanta leer todo lo que escribes en tus viajes, es super ameno. Si algún dia llego a ir a Londres tendré que utilizar este post como guia, como Gema. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s